En época de exámenes, come bien y estudiarás mejor

estudiantes_nutricionEn época de exámenes es muy importante que te cuides. Debes hacer ejercicio al menos durante 30 minutos al día, descansar un mínimo de ocho horas diarias y, sobre todo, alimentarte de manera saludable. No es que pretendamos que en exámenes comas sin descanso, sino que elijas bien lo que comes con el fin de que no perjudique tus horas de estudio y tu concentración. Una dieta completa y equilibrada es tan importante como estar descansado y con el temario bien aprendido.

Vida saludable, dieta equilibrada: mejor rendimiento

Los exámenes ya están aquí y estudiantes de universidades privadas, como la UAX, y de la pública se preparan para afrontarlos de la mejor manera posible. Pero no hay que olvidar que no todo es estudiar: una vida saludable ayuda al estudiante a rendir más y mejor. Como no podía ser de otra manera, la alimentación juega un papel vital, ya que como señala el dicho popular, somos lo que comemos. Una dieta completa y equilibrada es esencial para que el aprovechamiento de las horas de estudio sea lo más efectivo posible.

Pero, ¿En qué se traduce todo esto? Para empezar, es importante que el estudiante no se salte ninguna de las tres comidas importantes del día: desayuno, comida y cena, a las que habría que añadir dos ingestas más, una a media mañana y otra entre la comida y la cena. Los expertos en nutrición aconsejan una dieta en la que no falten nutrientes como glucosa, lípidos o proteínas, así como vitaminas, calcio, hierro, magnesio, sodio y potasio, entre otros.

En cuanto a la estructura de las cinco comidas diarias, es aconsejable que la última, la cena, sea ligera, al contrario que el desayuno y la comida, que deben ser las dos principales comidas del día. La ingesta de media mañana y la merienda deben servir para mantener las fuerzas hasta la llegada de la comida o de la cena: lo que siempre se ha conocido como un tentempié. En el desayuno no debe faltar un lácteo, que podemos acompañar con cacao, así como un zumo o fruta, cereales o pan untado con aceite o mermelada.

En la comida tiene que reinar el equilibro. Tiene que haber verduras, que pueden ser en forma de ensalada a la que se le puede añadir algo de proteína, como un huevo duro; también ha de haber proteína como carne de pollo o cordero, siempre a la plancha, que podemos acompañar con un tomate cortado como guarnición. De postre, un fruta o bien un yogur, al que si queremos podemos echar fruta o frutos secos.

Para la cena, como hemos señalado más arriba deberemos prepararnos algo más ligero: una crema de verduras, algo de pescado al vapor o a la plancha, fruta y un vaso de leche. Pero, lo más importante, es que sigamos estas pautas de un menú equilibrado no sólo en exámenes, sino el resto del año.

 

Fuente: www.uax.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s