Cataratas en los niños: causas, síntomas y tratamiento

La progresiva pérdida de transparencia que afecta al cristalino del ojo con el paso de los años, se conoce como cataratas y se asocia generalmente a personas de edad avanzada. Sin embargo, la verdad es que su aparición no se circunscribe sólo a quienes han pasado de los 45 o los 50 años de edad.

Los niños también pueden verse afectados por esta enfermedad que, recordemos, impide enfocar los objetos con nitidez debido a los cambios que se producen en la proteína que se halla en el cristalino. Este lento proceso de degradación es el que finalmente produce el conjunto de síntomas que conocemos como cataratas.

Cataratas en los niños causas, síntomas y tratamiento

Gracias al avance de los estudios, los oftalmólogos han logrado determinar por qué esta afección también se manifiesta en menores. Los factores son dos:

Las causas congénitas. Dentro de ellas se pueden mencionar las que no muestran asociaciones sistémicas (catarata hereditaria aislada, zonular, polar, coronaria supranuclear, de puntos azules, total y membranosa); las que sí tienen dichas asociaciones (alteraciones metabólicas, infecciones prenatales); las que se vinculan con anomalías cromosómicas (Síndrome de Down, Síndrome de Patau, Síndrome de Edwards) y las que se relacionan con síndromes esqueléticos (Síndrome de Hallermann-Streiff-Francois, Síndrome de nance-Horan).

La catarata adquirida. Los cuadros de diabetes juvenil son otra causa de su aparición en los niños y en menores de edad.

La única forma de atajar a tiempo las consecuencias de esta afección ocular es la prevención. Por lo mismo, es esencial que los padres lleven a sus hijos a un oftalmólogo frente a cualquier indicio de su aparición. Los síntomas a los que deben poner atención son:

– Pérdida de visión.

– Fotofobia.

– Disminución de la capacidad para distinguir tonos de colores.

Vale la pena recordar que las cataratas se manifiestan de forma paulatina, por lo que es vital someter a los niños a exámenes periódicos cada cierto tiempo, especialmente durante los primeros años de vida.

En cuanto al tratamiento, si hablamos de un bebé, los especialistas acostumbran a efectuar una cirugía durante las primeras semanas de vida con el objetivo de retirar el cristalino dañado y de reemplazarlo por una lente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s