Nuevas normas de higiene para el sector de la hostelería

Cuando salimos a comer fuera de casa, especialmente si se trata de un establecimiento de calidad, esperamos encontrar además de un buen servicio y productos de calidad, una garantía de higiene. Por norma general los establecimientos hosteleros cuentan con una dotación de maquinaria de lavado para hostelería que higieniza platos, vasos y cubiertos, y las personas que manipulan los alimentos son profesionales con cualificación específica para ello. No obstante, además de las leyes generales acerca de la higiene en establecimientos hosteleros, una nueva normativa española ha ido más allá prohibiendo el uso de aceiteras rellenables desde principios del mes de marzo.

Nuevas normas de higiene para el sector de la hostelería

 Se trata de una medida que a priori está relacionada con la limpieza y la salubridad acerca del uso de este tipo de aceiteras que pueden rellenarse pero que contiene un trasfondo de responsabilidad acerca de los aceites que se ofrecen al cliente y que pretende potenciar el uso de botellas irrellenables o incluso de monodosis para evitar la utilización de recipientes que pudieran contener un tipo de aceite diferente. Se trata de una medida que afecta a toda España y que contempla sanciones de hasta 600.000 euros, algo que a los propietarios de los más de 350.000 negocios de hostelería ubicados en toda España les ha parecido una medida un tanto exagerada. Un sector el de la hostelería que tras la pésima situación alcanzada durante los últimos años espera una pronta recuperación, ya que la mayor parte de las empresas de este tipo han debido prescindir de parte de su plantilla e incluso muchos se han visto avocados al cierre al recibir menos clientela y contar ésta con un menor poder adquisitivo.

Una prohibición la del uso de envases rellenables para el aceite de oliva que los propietarios de los establecimientos de hostelería ven en cierto modo engañosa, ya que sí podrán usarlos si se sirven indicando que se trata de “aderezo o preparado” siempre que se trate de aceites que hayan sido aromatizados mediante el añadido de guindillas, romero, tomillo, ajo o cualquier otro aditamento. De esta forma no se vulneraría la ley puesto que esta se refiere exclusivamente a las aceiteras que contengan aceite de oliva, y no a los preparados de este tipo, por lo que aquellos establecimientos que los utilicen se librarían de la multa introduciendo en el aceite un par de dientes de ajo, como ejemplo.

Según afirman algunos gobiernos regionales como el andaluz, con esta nueva legislación tratan de garantizar la autenticidad de los aceites que se ponen a disposición de los clientes de un establecimiento hostelero. Además por supuesto se redunda en la higiene de los productos suministrados puesto que el aceite deberá servirse en envases con precinto y que no puedan ser rellenados cuando se agoten, al igual que ocurre con las botellas de agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s