El agua en invierno

Normal que en la época de verano que acaba de terminar las autoridades sanitarias insistan tantísimo en el tema de la hidratación. En el momento en que acaban la temporada de calor, los avisos remiten y la deshidratación deja de ser el tema de noticieros y telediarios.

Hasta aquí, todo normal.

Pero los más mayores de la casa siguen sin tener sed. Como sabéis, los ancianos no tienen sensación de necesitar beber agua y esto puede ser un problema grave. Cierto es que la época no es propicia para grandes pérdidas de agua en el cuerpo, pero no es menos cierto que esta “dejadez” puede ser mortal de necesidad cuando las personas dejan de beber.

Fuentes a domicilio

Una forma bastante sencilla de cubrir estas necesidades es mediante las fuentes de agua de aquaservice, las fuentes de bebida refrescante de la marca. La comodidad de pulsarla llavecita y que en el momento el dispensador ofrezca, a la temperatura deseada, el líquido elemento, para que nuestros mayores puedan cubrir sus necesidades de hidratación.

Botellas para llevar

La marca española aquaservice ha puesto en el mercado botellas minis para poder llevarlas en el bolso y acompañar a los mayores en su día a día: visitas al médico, salida a las compras, viajes organizados… En definitiva, el envejecimiento activo que, afortunadamente, tan de moda está y que ofrece a nuestros mayores la oportunidad de disfrutar una tercera edad movida.

Síntomas de deshidratación

Que nuestros mayores conozcan los síntomas de deshidratación es fundamental para poder, a pesar de no tener sed, reponer su cuerpo y evitar complicaciones mayores como fatiga, calambres o mareos:

–          Boca reseca

–          Fatiga

–          Poca orina o más oscura de lo normal

–          Confusión, vértigos y mareos

–          Dolores de cabeza

¿Repongo hoy más y mañana menos?

Uno de las grandes equivocaciones que tenemos es sobre la capacidad del cuerpo humano de retener líquidos. El cuerpo no almacena agua, así si un día bebemos 4 litros y al día siguiente ninguno, nuestro cuerpo se resiente. El cuerpo humano se deshace de dos litros y medio aproximadamente al día entre sudor, orina, vapor de agua y defecaciones.

En cualquier caso, lo aconsejable es beber a pesar de no tener sed. Así pues, si tienes la suerte de vivir con mayores, aprovecha y recurre a agua embotellada, agua mineral o agua del grifo para que ellos vivan mejor.

Anuncios

Un comentario en “El agua en invierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s