Las alergias vinculadas al polen ya no aparecen sólo durante la primavera

Desde hace un tiempo las alergias vinculadas al polen están afectando a un gran número de personas en meses en los que tradicionalmente no lo hacían. Debido a una serie de elementos vinculados a la vida moderna, la mayoría de estos procesos alérgicos han dejado de estar asociados exclusivamente con la primavera, transformándose en un problema que puede presentarse en cualquier época del año.

En este sentido, el cambio climático, la contaminación asociada a los sistemas de calefacción y la proliferación de especies vegetales que experimentan su floración durante enero y febrero, son algunos de los factores que han influido en este nuevo patrón de comportamiento de las alergias al polen.

A propósito de lo recién expuesto, los expertos destacan un hecho decisivo: en España, las especies calificadas como “de pronta floración”, en especial las arizónicas, se han multiplicado por 25 en los últimos 15 años gracias a su presencia en urbanizaciones, jardines y parques. Este hecho, unido a la polución ambiental, trae como consecuencia la aparición de alergias más persistentes y agresivas.

Las personas que se ven afectadas por estos cuadros alérgicos experimentan picores, sequedad, visión borrosa, lagrimeo, dolor de cabeza sinusal y, eventualmente, problemas para respirar. Todo esto incide de manera notoria en su vida diaria, dificultando su desempeño en el trabajo y aumentado el peligro que ya existe en acciones tan comunes como la de conducir, debido a la disminución de los reflejos.

Por todo lo anterior, los especialistas afirman que hay que evitar los lugares donde se pueda tener contacto con agentes alérgenos. En palabras de uno de ellos, el Doctor Fernando Llovet, Director Médico de Clínica Baviera, “debemos permanecer en lugares cerrados, usar gafas de sol grandes y envolventes y lavarnos frecuentemente las manos con agua y jabón, especialmente cuando cambiamos de ambiente y nos exponemos a agentes a los que no estamos habituados (…) Una vez aparecen los síntomas, debemos acudir a nuestro oftalmólogo y nuestro alergólogo para que identifiquen el alérgeno que los ha provocado el malestar y para que nos recomienden el método apropiado para el alivio de la alergia ocular”.

 

Fuente: www.clinicabaviera.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s