Problemas de fertilidad: una de las consecuencias del sobrepeso

Para nadie resulta un misterio que la obesidad acarrea una serie de problemas físicos y psicológicos a quienes la padecen. Los datos relativos al número de personas que se encuentran en dicha situación indican que un 14% de la población española vive soportando las consecuencias de tener un peso muy por encima de la línea de lo saludable.

Fertilidad y obesidad

En este sentido, una de las tantas complicaciones derivadas del sobrepeso tiene que ver con problemas para ovular normalmente, con la disfunción eréctil y con la calidad del semen, entre otros. Esta es una de las conclusiones extraídas por Clínica Londres desde que puso en marcha el Programa Kilow, diseñado para quienes desean perder kilos de manera definitiva y que se basa en cinco pilares: balón intragástrico, apoyo médico, apoyo psicológico, apoyo nutricional y apoyo organizativo.

Balon-intragastrico

El Programa Kilow se trata de un plan personalizado, creado por nutricionistas y psicólogos de Clínica Londres, que en palabras del doctor Eduardo Morejón, responsable de la Unidad de Obesidad de este centro médico, funciona de la siguiente manera: “los seis primeros meses se implanta al paciente un balón intragástrico que le permite iniciar una dieta extraordinariamente baja en calorías bajo un exhaustivo control médico y psicológico. Progresivamente, se combinan diferentes planes dietéticos y al sexto mes se retira el balón intragástrico. El seguimiento continúa hasta conseguir perder todos los kilos que no se necesitan; al mismo tiempo que se modifican los hábitos alimentarios de una manera racional”.

Los especialistas coinciden en que la obesidad tiene una  incidencia directa en la aparición del síndrome de ovario poliquístico, que puede provocar alteraciones menstruales, hirsutismo e infertilidad en las mujeres, y también puede afectar a la calidad del semen del hombre, influyendo en la merma del número de espermatozoides sanos y en su capacidad para experimentar erecciones.

Desde que el Programa Kilow lleva implementándose en Clínica Londres se han obtenido excelentes resultados. Los pacientes de ambos sexos que han disminuido su masa corporal entre un 5% y un 10% no sólo han logrado estabilizar su peso, sino que también han recuperado su fertilidad. Según el doctor Morejón: “a los pocos meses de comenzar el tratamiento, en la mujer obesa desaparecen paulatinamente los trastornos menstruales hasta recuperar la ovulación; en el hombre obeso, además, disminuyen los casos de disfunción eréctil”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s